Cofinancia:
Promueve:
Colaboran:

PROYECTO LANZITUZ LAN SOZIETATEAK SORTUZ

Promoción y apoyo al emprendimiento en economía social por medio de la creación de nuevas sociedades laborales y participadas por personas desempleadas

Testimonio DINOSA

DINOSA SAL  

DINOSA es una sociedad laboral radicada en Galdakao cuyas máquinas expendedoras, más de 500, instaladas principalmente en Bizkaia y Araba, sirven para dispensar a decenas de miles de personas cada día productos de alimentación y bebidas de primera calidad.

Iñaki Bernaola es el gerente de la empresa.  Empezamos la conversación preguntándole por el origen de esta sociedad laboral.

DINOSA, explica Iñaki, se fundó en el año 1987 como Sociedad Anónima.  Creció bastante y se convirtió en una empresa importante del sector de vending en Bizkaia. Sin embargo, comenzó a decaer hasta llegar a una situación crítica a principios de 2011. En julio de aquel año los trabajadores nos hicimos cargo del negocio, comprándoles a los antiguos dueños todas las acciones y transformando la empresa en sociedad laboral. Ahí comienza la historia de DINOSA, SAL. 

Tuvisteis mucho valor para comprar la empresa en esa situación

Lo hicimos porque  teníamos una fe absoluta en el potencial que tenía la empresa introduciendo los cambios oportunos. Teníamos claros cuáles habían sido los errores cometidos por los anteriores propietarios y  lo que había que hacer para dar la vuelta a la situación. No éramos unos locos. Nos metimos en esto con plena conciencia de que, siendo difícil, era posible hacer de DINOSA un negocio saneado. Y los resultados demuestran que teníamos razón. Entre 2011 y 2014, en los peores años de la crisis, nuestro volumen de negocio ha crecido un 47% nada menos. Hemos pasado de los números rojos a un nivel alto de beneficios para lo que se  acostumbra en el sector  en tan sólo tres años.  

¿Cuáles han sido las claves para conseguir esto?           

Primero obtener la confianza y el apoyo de nuestros principales proveedores y clientes, a quienes explicamos con absoluta transparencia cuál era nuestro proyecto. A esto contribuyó la prueba de compromiso personal de los trabajadores que el optar por una  Sociedad Laboral  supuso, puesto que  tuvimos que poner nuestros recursos económicos y nuestros patrimonios personales al servicio del proyecto. 

Conseguimos tal nivel de confianza que nuestro proveedor de referencia, NESTLÉ, una empresa de nivel mundial, se volcó con nosotros. Esto sirvió para arrastrar al resto de los proveedores. Por el lado de los clientes conseguimos conservar al 100% de los mismos. 

El segundo aspecto fundamental ha sido el esfuerzo laboral de todos los que nos incorporamos  al proyecto. Hemos suplido nuestra debilidad financiera- somos trabajadores con capacidad limitada de obtener financiación y con recursos económicos escasos- por trabajo. Hemos metido todas las horas que ha hecho falta. Esto nos ha permitido acometer las fuertes inversiones que esta actividad exige para crecer. Hay que tener en cuenta que a cada nuevo cliente que conseguimos, aunque sea pequeño, hay que instalarle dos o tres máquinas y eso supone un desembolso de no menos de 10.000 euros, lo que multiplicado por docenas de clientes nuevos que hemos logrado, nos ha supuesto un gran esfuerzo inversor. Y hemos conseguido hacerlo a pesar de que hemos tenido cerrado el acceso a las entidades financieras hasta hace poco. Lo hemos hecho con ingentes horas de trabajo. Pero visto el resultado ha merecido la pena.         

Pasemos a otro capítulo. Hablemos ahora del presente y sobre todo del futuro de DINOSA. ¿Cuál es vuestra situación actual, qué proyectos tenéis?

Como ya he mencionado anteriormente-comenta Iñaki- hemos entrado en beneficios y seguimos creciendo. En este punto debo insistir en que hemos crecido en tres años un 47% en volumen de negocio sin aumentar la plantilla. Seguimos siendo diez trabajadores, como en 2011, de las cuales ocho somos socios. Aunque es verdad que hemos ajustado nuestros costes salariales y que nuestra política de flexibilidad hace que hayamos optimizado a fondo nuestra estructura.

Seguimos creciendo en cuota de mercado y en facturación en un momento en que la bajada media de gasto en vending en los centros de trabajo, principales usuarios de este tipo de servicio, es de un 20%, derivado fundamentalmente de la caída del empleo. Esta es la media en que han caído algunos de nuestros principales competidores. No hay ninguna empresa del sector que, si no es producto de fusiones o de absorciones empresariales, haya crecido tanto como nosotros en estos últimos años. 

Tenemos un catálogo de clientes de los de presumir. El Gobierno Vasco (Lakua), El Correo, el SEPE, el Puerto Autónomo de Santurtzi, las cocheras y talleres de Bilbobus y Bizkaibus, Bombardier, El Club Deportivo de Bilbao, Maxam….

Nuestros principales clientes son centros de trabajo a  partir de 30 personas o también centros educativos en los que haya mucho trasiego de personas, y nuestra área de influencia es toda Bizkaia y en el caso de Araba, desde Vitoria hacia el norte.

Y en cuanto a los proyectos…

Más que proyectos tenemos algunas líneas de actividad ya existentes que queremos desarrollar aún más. Lo que nosotros vendemos principalmente en nuestras máquinas son bebidas frías y calientes (café, refrescos…) y productos de alimentación dulces y salados (repostería, sándwiches, etc); Pero ahora queremos potenciar un servicio que implementamos hace algunos años, pero que muchos posibles clientes desconocen: La dispensación de EPIS (Elementos de Protección Individual) en máquinas expendedoras. Puede ser un servicio complementario muy interesante para nuestros clientes.

 

Para ir terminando, me gustaría insistir en vuestra capacidad para crecer en un contexto tan adverso cómo el actual ¿hay alguna clave más que quieras comentar? 

Además de ya lo comentado, el gran esfuerzo hecho por todos los trabajadores, la clave está   sobre todo en ofrecer un mejor servicio que la competencia al mismo precio. Creo honradamente que ofrecemos  mejor relación calidad-precio que la mayoría de empresas del sector. En nuestras máquinas de vending el consumidor sabe que producto está tomando, producto de alta gama de Nestlé y Fortaleza por ejemplo.

Además  de la calidad de nuestros productos ofrecemos un servicio extraordinariamente ágil, con gran capacidad de respuesta. Lo normal en el sector es que la asistencia técnica y el servicio de reposición estén separados, de tal modo que cuando se precisa una asistencia técnica se mande un técnico desde la central. En nuestro caso hemos formado a nuestro personal para que el reponedor que se encuentre más cerca tenga la preparación y experiencia suficientes para atender el 95 % de las incidencias técnicas que se producen. Esto para nosotros es una ventaja competitiva considerable porque nuestra capacidad  de respuesta es sensiblemente mejor.                      

Algo más antes de terminar

Sí, destacar la importancia que tiene para nosotros ser una Sociedad laboral. Desde el principio tuvimos claro que queríamos hacer una empresa democrática y participativa y este modelo es el adecuado para ello. Y algo más, aprovechar estas páginas para ofrecer a las empresas asociadas a ASLE que tengan centros de trabajo de al menos 30 trabajadores condiciones especiales si quieren contratar un servicio de vending.   

Escribe el código:

Idioma: