Cofinancia:
Promueve:
Colaboran:

PROYECTO LANZITUZ LAN SOZIETATEAK SORTUZ

Promoción y apoyo al emprendimiento en economía social por medio de la creación de nuevas sociedades laborales y participadas por personas desempleadas

Testimonio KIMU BAT

KIMU BAT 

La participación y el compromiso de las personas, su  valor esencial  

 

 El mundo vegetal, su razón de ser 

KIMU BAT es una sociedad laboral que está situada en un lugar envidiable por su belleza natural y su tranquilidad, cerca del  barrio Urrestilla de las afueras de Azpeitia. KIMU BAT trabaja con las materias primas esenciales, las menos sofisticadas, las más primarias pero por eso las esenciales, la tierra, las plantas, el agua, el aire. 

Dos de los socios, Iker y Pello nos hablan de esta empresa  que tiene muchas cosas interesantes que mostrar como sociedad laboral en la forma y en el fondo.

¿Cuál es el origen de la empresa?

KImu Bat es una empresa del sector de la jardinería que existe desde hace 25 años, pero que hasta hace dos era una sociedad limitada propiedad de 4 socios, con 15 trabajadores. La empresa, hace unos cuatro años inició una estrategia de diversificación de las actividades que veía imprescindible para garantizar su futuro y los dueños rápidamente advirtieron que para llevar adelante los nuevos proyectos debían conseguir la máxima implicación y compromiso de la plantilla. Por eso hace dos años, decidieron abrir la empresa a la participación de todas las personas trabajadoras que pasamos a ser socios y el negocio adquirió la forma de sociedad laboral, y así se constituyó la sociedad laboral K1 Ekopaisaia, que es la denominación formal de la sociedad, pero para todo el mundo somos KIMU BAT, como se nos conoce desde

¿La motivación para hacer una sociedad laboral fue por tanto por ir a un modelo de empresa participativo?

Totalmente. Lo que buscaban los antiguos socios fundadores es que las personas trabajadoras nos sintiéramos totalmente partícipes del negocio, sin cortapisas y con plena implicación. Ya antes de ser sociedad laboral la empresa era  muy proclive a facilitar la participación a los trabajadores, teniendo en consideración la opinión del personal. Se vio muy claro que para afianzar y potenciar un modelo de empresa participativo, era esencial  que las personas trabajadoras fueran a su vez socias y con esa finalidad se hizo la sociedad laboral. Hoy todos somos socios con participaciones iguales, porque además de la participación otra de nuestras ideas es la igualdad.

En nuestros estatutos sociales hacemos hincapié que en esta empresa sólo se contempla la figura del socio trabajador, dejando a un lado la figura de socio capitalista.

Así mismo se recoge  que todos los trabajadores que se vayan  incorporando de forma fija, tendrán la opción de  hacerse socios, de tal modo que no se plantea la posibilidad de tener trabajadores fijos que no sean socios. 

Y ahora que lleváis dos años como sociedad laboral  ¿Está respondiendo este modelo de empresa a lo que buscabais?  

Antes que nada hay que aclarar que nosotros, antes de hacer todo el proceso de cambio del tipo de empresa sólo sabíamos que queríamos una forma de sociedad en la que los trabajadores participaran en la propiedad, pero no conocíamos apenas nada de la Sociedad laboral.  Desde IRAURGI BERRITZEN, la agencia de desarrollo de la comarca, nos orientaron hacia ASLE en el entendimiento de que la sociedad laboral podía encajar con  lo que buscábamos. Así entramos en contacto por primera  vez  con ASLE y allí nos informaron a fondo sobre la sociedad laboral. Una vez que supimos en qué consistía, nos decidimos por este tipo de empresa. Y la verdad es que para nosotros este formato es el más adecuado. 

Nos está sirviendo para arraigar y potenciar nuestra filosofía de empresa participativa, una filosofía que empezó de forma incipiente ya en los años inmediatamente anteriores a  la sociedad laboral por voluntad de los antiguos socios.

Ahora la implicación de las personas ha crecido mucho, pudiendo decir que la misma ha pasado a formar parte del  ADN de la empresa. Es un valor que tenemos completamente interiorizado todas las personas de KIMU BAT

Habéis dejado claro que la Sociedad laboral, como empresa por definición propiedad de los trabajadores, ha favorecido la implicación de las personas en el proyecto, pero ¿cómo lleváis a la práctica la participación en el día a día?            

Nosotros huimos  de la participación como una idea abstracta. En algunos foros en los que hemos  estado sobre este tema hemos visto formulaciones muy  teóricas, muy elaboradas, pero poco pegadas a la realidad. Nosotros tenemos un modelo más natural, vamos haciendo cosas y vamos reajustando permanentemente lo que hacemos según lo que vamos aprendiendo.  Además, estamos en un proyecto de la Diputación de Gipuzkoa sobre participación que nos está ayudando a ordenar los conceptos. Entrando en el terreno de lo concreto, para responder a la pregunta,  nosotros hacemos  cosas  como las siguientes:

Formalmente tenemos un órgano de dirección de cinco personas (1 persona por cada negocio diferenciado). Este comité se reúne al menos quincenalmente. Hasta ahora era obligatorio que una persona que no fuera de la dirección participara de forma rotatoria en la reunión del comité para que todo el mundo viera cómo funciona el comité.   Hoy en día todas las personas tienen las puertas abiertas para participar en la misma. 

Hacemos una asamblea con toda la plantilla una vez cada tres meses, como mínimo (En el 2015 se llevaron a cabo 8 reuniones plenarias).

Se procura que todas las reuniones se realicen fuera del horario laboral. Los viernes por la tarde que no se trabaja,  la dirección planifica las actividades de la semana siguiente que se plasman en una hoja informativa que se refrenda en la reunión Plenaria que hacemos todos los lunes de 07:30 a 08:30 de la mañana... Nuestro ideal sería poder llegar a trabajar con una Gerencia mancomunada , es decir, que todo lo que hasta la fecha se ha absorbido unipersonalmente se haga en equipo, sin que haya dependencia de una persona. El propio gerente, que es uno de los 4 socios antiguos, es un convencido de esta filosofía.          

La verdad es que hemos cogido el hilo de la participación, que da para mucho, y lo que habéis contado es muy interesante y poco frecuente, pero hemos dejado un poco de lado la actividad de la empresa. Vamos a retomar esto.

Como hemos dicho al principio KIMU BAT lleva casi 25 años como empresa de jardinería. Esa era la actividad principal hasta hace tan sólo 4 años. En estos últimos años hemos diversificado muchísimo nuestra actividad actualmente somos mucho más una empresa medio ambiental.. Básicamente, hoy  nuestras líneas de actividad son las siguientes: Jardinería (mantenimiento y construcción de jardines), horticultura ecológica, fitodepuración y el garden, es decir, la tienda propiamente dicha en la que vendemos plantas, accesorios y todo tipo de utensilios de jardinería.

La línea más consolidada es la de jardinería y en las otras el nivel de desarrollo es diferente en cada caso.

En horticultura ecológica estamos desarrollando la gestión de huertos urbanos de la fundación EKOGUNE de KutxaBank, que trata de crear una red pública de huertos ecológicos por parte de municipios de Gipuzkoa (huerto lúdicos, didácticos etc..)

También somos partícipes del proyecto KARABELEKO, de carácter social, que es una finca agroecológica para la reinserción de personas con enfermedad mental.

Respecto a la fitodepuración (depuración del agua por medio de las plantas) desarrollamos distintas actividades como la construcción de estanques y sistemas de riegos, construcción de piscinas naturales (con agua no clorada y depurada con plantas)  …

Así mismo en estos momentos estamos inmersos en un proyecto de investigación con el Centro Tecnológico Tecnalia que pretende desarrollar un producto para las zonas rurales y aquellas situadas fuera del ámbito de actuación institucional que consiga  depurar  las aguas residuales y contaminadas por medio de plantas .

Para finalizar destacaríamos  el garden, es decir, la tienda, que queremos potenciarla con nuevas líneas de actividad acorde con el abanico de actividades que desarrollamos como empresa y que rompa la dinámica estacional en la que está inmersa  actualmente. Por eso en estos momento estamos haciendo obras para remodelar el Garden.    

¿Esta diversificación, esta amplitud de líneas de actividad ha sido frecuente en vuestro sector?

Como hemos reseñado anteriormente es una decisión estratégica adoptada hace cuatro años, ante la caída de actividad y la contracción del mercado tradicional de la jardinería. Fue una apuesta de futuro. Para mantener todos los puestos de trabajo era imprescindible que la empresa diversificara sus líneas de actuación. Hoy podemos decir que Kimu Bat se ha consolidado y es referencial en nuestro mercado natural, Euskal Herria.

Pero la crisis os habrá afectado ¿no?  

Sí, pero lo hemos bandeado  con medidas solidarias puesto que nuestra idea ha sido en todo momento que nadie perdiera su puesto de trabajo. Y lo hemos conseguido. Hemos estado en expediente, nos hemos repartido el trabajo cuando la actividad bajaba… En la actualidad, además de permanecer  las mismas personas que al principio de la crisis hemos incorporado a tres nuevos miembros en el equipo.

Para terminar, si tuvierais que resumir en pocas líneas, los rasgos que identifican a esta empresa, su cultura y valores ¿Cuáles citarías?

La esencia de KIMU es la participación de todas las personas, una participación real, permanente y que evoluciona según necesidades. En Kimu Bat además de estar  muy comprometidas con el proyecto, la gente es “inquieta”, innovadora, con ganas de hacer cosas nuevas. Esto nos ha llevado a otra de nuestras fortalezas más evidentes, nuestra capacidad para dar un servicio integral. 

Así mismo colaboramos activamente como empresa en todo tipo de eventos y actividades  sociales organizados  por instituciones  y agentes sociales de la comarca.

Por último debemos citar otra cosa que está también en nuestro ADN, que forma parte de nuestra personalidad como empresa y como equipo de personas, nuestra vocación por fomentar la cultura del respeto al mundo vegetal y a la naturaleza en su conjunto. Hemos vinculado el desarrollo de nuestra empresa al desarrollo de un mundo más sostenible.                  

 

 

Escribe el código:

Idioma: